#Editorial | Septiembre 2.013

(Leer Edición Septiembre 2.013)

El mes de la Paz, de los colores y la buena vibra…
Quiero comenzar por hacerle llegar un enorme “Gracias” a cada uno de nuestros lectores, en nombre del equipo de @DeTodoUnFoco les comunico que es de gran valor para nosotros todo el apoyo, el afecto y los buenos comentarios recibidos. Es solo un mes de existencia, pero ha estado cargado de emociones y mucho aprendizaje.
Este mes decidimos, que ya que celebraríamos el mes de la Paz (21 de Septiembre día mundial de la PAZ), nuestro número debía estar reservado a la alegría, al color y la buena vibra.
En ese orden de ideas, traemos para ustedes, la primera edición de “TheColorRun” Bogotá, sin duda los 5km más felices del planeta, 5km que inundaron a Bogotá de sonrisas y un espectacular colorido, haciendo felices a todos y dejando a un lado las diferencias al menos por un día.
Es oportuna la ocasión para invitarles a conocer y apoyar nuestro proyecto “Más Imágenes, Menos Violencia”, una iniciativa sin fines de lucro, orientada a rescatar y a encaminar a jóvenes talentos desde edades tempranas por medio de la fotografía; ¿nuestro objetivo?, cambiar conciencias y cambiar tiros por los click de nuestras cámaras.

Sabemos que vivimos en un continente complejo, entre economías que se desploman y nuevos ricos que pareciesen aparecer por generación espontanea o materializarse una probeta; en un continente que aplaude situaciones inadmisibles, a cuestas de un supuesto bienestar económico; pero aún así, este mes hemos decidido dejar todo lo malo a un lado y demostrarles que es posible sonreir, aun con rumores de guerra al otro lado del mundo, aún con todas las noticias que hoy nos agobian; hemos decidido, robarle una sonrisa cada uno de ustedes y regalarles a cambio un poco de PAZ.

Nuevamente gracias y disfruten de este, nuestro numero de Septiembre, nuestro número Feliz…

Ricardo Arispe.

(Leer Edición Septiembre 2.013)

 portada_septiembre_2013

#Portada | The Color Run, los 5Km mas felices del planeta

Leer en la revista(Recomendado)

RA_TCR_08092013_092619

Como a todo fotógrafo de calle, me apasionan dos cosas, el color y la gente, razón por la cual TheColorRun era el escenario perfecto para desarrollar mi tema de portada.

Transcurría el sábado 07 de septiembre, eran las 07:00 AM en Bogotá y un frío inclemente hacía de las suyas, a simple vista era una mañana cualquiera; pero esa mañana había menos gente saliendo de los amanecederos, al parecer muchos cambiaron el trago un par de tenis y ropa deportiva.

En la calle 85 con carrera 15 todo estaba casi preparado, se estaba levantando un andamiaje que serviría como punto de partida y de llegada a lo que se conoce como los 5Km mas felices del planeta, lo cual definitivamente es un eslogan muy bien ganado.

TheColorRun es una “carrera” para hacerla a tu ritmo, donde ganar sencillamente no importa, la meta es disfrutar los 5km cargados de risas, festejo, polvo de colores y por sobre todas las cosas mucho, pero mucho color… Actualmente se corre en más de 50 países y el número de competidores varía de país en país. En el caso de Bogotá, se trataban de 10.000 participantes, cuyas boletas se vendieron a una velocidad impresionante.

No existen reglas para correr un TheColorRun, solo disfrutar mientras empapas tu cuerpo de todo el colorido, no hay límite de edad, no hay discriminación, por una vez entre la ajetreada rutina de la cuidad, todos parecieran ser iguales y los une un único fin, disfrutar de una alegre mañana.

TheColorRun no es solo vistoso por el polvo de colores, es vistoso porque se trata de una fiesta, de un compartir, para unos una actividad en familia, para otros una oportunidad de encontrarse con sus amigos.

Cintillos, tutus, pelucas y silbatos aparecen por do quier, pero los más osados acuden disfrazados y hasta en comparsas de varios amigos para correr esta particular carrera llamando aún más la atención.

Desde el punto de vista fotográfico es un escenario perfecto para capturar imágenes únicas, pero así como es de perfecto es de hostil con tus equipos, el polvo es tu enemigo a vencer.

Pudiese escribir cientos de líneas y creo que jamás lograría describir la experiencia, ver tanta gente vestida de blanco, con gafas oscuras, con el único fin de ensuciarse resulta subreal y reta a todo lo establecido, hay una alegría colectiva, hay una hermandad en el aire, por un momento todos los problemas pareciesen haber desaparecido.

Esta es mi visión de una expedición a las entrañas de una gran serpiente de colores, una serpiente que se extendió a lo largo de 5km por las calles de Bogotá, una serpiente con la fuerza de 10.000 almas que disfrutan lo que hacen, una serpiente que devoró toda la tristezas y las malas energías que encontró a su paso; una serpiente que se alimento de 10.000 personas y creó a 10.000 nuevos “ColorRunners”.

ricardo.arispe@gmail.com
@rarispe

Para saber más acerca de TheColorRun, pueden visitar www.thecolorrun.com donde encontrarán todo lo que necesiten saber para vivir esta gran experiencia.

Para los amantes del video:
http://www.youtube.com/user/thecolorrun

Leer en la revista(Recomendado)

#Latencias | Las dos Lucías

Leer en la Revista (Recomendado)

lasDosLucias

Sentada en la improvisada grada al borde de la carretera, rodeada de maleza y apenas iluminada por el moribundo resplandor de la titilante luz de un poste, Lucía supo que ya no sería la misma.

Creyó estar sola, pero cuando levantó la mirada como buscando señales en el horizonte ennegrecido por la noche, se vio a sí misma. La niña que fue estaba a su derecha.

La miró con ternura y hasta percibió en ella un poco de pena, quizás de nostalgia. “¿Eres tú?”, dijo. “Soy tú”, creyó oír.

La vio inocente, con una semidesnudez sin imposturas y el cabello recogido en un moño hecho con apuro porque siempre le fastidió tener que arreglarse como le pedía a cada rato su mamá.

“¿Qué será de ti, mi pequeña Lucía?, ¿Adónde te irás?”, susurró.

La niña cruzó los brazos.

“Te tengo frente a mí y ya te extraño. Me van a hacer falta tu ignorancia, tu osadía, tus imprudencias, tus verdades dichas sin malas intenciones, tu inconformidad, tus rabietas, tu risa… tu falta de preocupaciones…”.

“Este es un adiós sin pérdidas”, escuchó sin ver mover labios.

“Te guardo las muñecas y las lagartijas, las carreras y los cuentos, la luna y la piscina, la bicicleta y las rodillas rasguñadas, los abrazos de papá y mamá y las noches de fiebre, los creyones y el chapoteo en el río, el ocio y el tiempo sin prisas…”.

Lucía se impulsó con los brazos y saltó al pavimento… Comenzó a caminar por el borde de la carretera, poniendo con cuidado el talón de un de sus pies sobre la punto del otro… como si buscara los pasos de su niñez…

Créditos:

Texto:
Juan Antonio González

Fotografía:
Autora: Yee Tan Ho Cheng (Valencia, estado Carabobo, 1976). Diseñadora gráfica y fotógrafa, formada en Roberto Mata Taller de Fotografía. Participó en el proyecto colectivo 52 ½ en Facebook.
Web: http://www.yeetanho.com

Leer en la Revista (Recomendado)

#Mute | El coloso de la imagen

Leer en la revista (Recomendado)

coloso

Azul avasallante, blanco de aire en abundancia y gris de silencio… Sería una descripción cromática de lo que se experimenta al estar frente al Cristo Redentor del Corcovado, en Río de Janeiro. 38 metros de cemento extendiendo sus brazos sobre nosotros nos enmudecen, merecen la experiencia de contemplación que te deja en “Mute”. Sí, “Mute” Término que titula esta columna y hace referencia a esa experiencia de silenciarse ante lo que observamos en nuestra cotidianidad y ante lo que captura la fotografía.

Esa fuerza no se inmuta ni por un instante ante los intentos de ingenuos lentes que aspiran capturar en el invisible rectángulo de la fotografía la imagen de este gigante.

¿Y cuál es la sorpresa en este punto?: El halo colosal de esta figura se cuela con gran facilidad en la superficie plana de la fotografía y sorprende a quien, a kilómetros de distancia, se siente de igual forma avasallado por el monumento retratado. Así, la imagen pareciera estar cargada de esa facultad inmortal y atemporal: La persona establece con la fotografía una relación casi totémica, en la que siente una fuerza que le envuelve, le traslada a la escena fotografiada y le hace sentir ese clima trascendental que da espacio solo para la invasión del silencio. Facultad que no ha perdido desde

las cuevas de Lascaux ni al llegar a la fotografía digital. Seguimos quedando perplejos ante esta selección de la realidad.

Estar frente al Cristo de Corcovado; independientemente de las motivaciones, turísticas o religiosas, con las que visites a esta Maravilla; hace que, en medio del bullicio y la ansiedad de fotografiarse con los clásicos brazos extendidos junto al Redentor, te detengas a apropiarte de aquel espacio que ha visto transitar a tantos que han hecho de Río de Janeiro el destino de un nuevo episodio de su vida. Allí se concentra ese símbolo de fraternidad del pueblo carioca que te recibe con los brazos abiertos, con ese eterno clima de alegría, calidez y fiesta.

Y no dejamos de asombrarnos al rememorar esas mismas sensaciones de pequeñez y cobijo al contemplar este retrato que ahora físicamente no supera nuestra palma de nuestra mano pero, que nos sigue arrancando el aliento por un instante con su aire colosal.

Contacto:
http://yasurymuteblogspot.com
@yasury26

Leer en la revista (Recomendado)

 

#MontadoEnLaOlla | Síntomas de Fe

Leer en la revista (Recomendado)

montadoEnLaOlla_09

Hace varios días comencé a escribir pensando -justamente- en esas pequeñas reflexiones que nos toca hacer en algún momento de la vida, binen sea porque vivimos algo que nos acercó a la muerte o vimos de cerca lo mal que lo hemos hecho o sufrimos el dolor ajeno, o simplemente nos sobra el tiempo para reflexionar. Cada vez que escribo un post, ya tengo un titulo bajo la manga y a medida que voy desarrollando la idea de lo que quiero decir voy adosando otras frases que terminan, juntas, titulando lo que escribo.

Lo mismo me ocurre en la cocina. Comienzo con un ingrediente y luego otro, voy juntado sabores, aromas y colores. Después pruebo lo que cocino, me dejo llevar por esas sensaciones y termino pensado, sin evitarlo, en la cantidad de personas que –a nuestro alrededor– quisieran estar unidos comiendo, disfrutando, amándose, agarrados de mano, viéndose sonreír. Estar en familia supone también ese compromiso que sólo el amor puro conoce.

La vida, veámoslo así por un momento, es una gran –a veces no tan grande– jarra de jugo, del jugo que nos gusta, y la bebemos con locura, luego más despacio, se va acabando el líquido pero seguimos viendo el envase.  Si tiene hielo, el jugo ya no sabrá igual, si esperamos mucho se calentará. Lo que me llama la atención es que casi nunca tenemos conciencia puesta en que ese néctar nos hará bien, en su justa medida. Penamos mucho más en que ya se acaba, ya se calienta, se pone aguado. No se. Estoy seguro que la Fe es la clave.

“la Fe es la certeza de lo que se espera y la evidencia de lo que no se ve”

Según diccionario, “La Fe es un concepto judío que se deriva de la palabra hebrea emuná y significa tres cosas: firmeza, seguridad y fidelidad.”

Esa fidelidad es la certeza de la convicción de otra persona, es la confianza, el compromiso, el amor, aunque las señales parezcan estar indicando el camino en otra dirección.

“Anda, cree en mi” es un ruego de Fe, es como pedir cerrar los ojos y dejarte llevar de la mano. “Todo saldrá bien” es una expresión de convicción. Es una certeza.

“Para el pensamiento judío, una fe que no incluya seguridad o fidelidad, es lo mismo que separar el espíritu del cuerpo, es decir: es una fe muerta.”

Tengo Certezas muy firmes, estoy convencido que mi amor es tan fuerte que puede pasar por encima de mis detractores, críticos, enemigos y de las circunstancias que parecen negativas. Creo en el futuro sano de nuestra cocina, en nuestros cocineros comprometidos, en la nueva cocina, en la gente que siembra, que cosecha, que alimenta. Creo en el ají dulce, en la bruma que refleja el sol, en el picante, en las lágrimas de mi ventana, en las ventas de calle, en los fruteros de esquina, en las verdades dichas y creo en las pruebas de confianza que nos pone la vida. Creo que esto que siento son síntomas de Fe.

Contacto:
http://pochogarces.com
@pochogarces
@recetasen140
@comidadesoltero

Leer en la revista (Recomendado)

#Destacados | José Manuel Ascensao, Grupo de Teatro Colibrí

Leer en la revista (Recomendado)

joseManuelAscensao

Supe de Colibrí y de José Manuel Ascensao hace unas lunas atrás, por esas cosas de la vida que nos regala el ser padre. Transcurría el 2.009 y tuve la oportunidad de verlos en acción, se trataba de su “Taller Montaje” La Sirenita. Fue la primera ves que tuve la oportunidad de verlos, así como fue inmediata mi sorpresa y mi admiración. Se trataba de un espectáculo único en las tablas de nuestro país y con una producción y calidad básicamente inigualables, era sencillamente impecable; todo esto era virtualmente mágico, pero también era lo de menos, mi gran admiración venía por algo más, sus montajes, eran “montajes para niños, actuados por niños”. Tenia un nuevo reto, debía conocer mas acerca de ellos.

Fue entonces cuando comencé a convertirme junto a mis hijas en un espectador frecuente de las funciones de Colibrí y poco a poco pude internarme en su mundo, hasta convertirnos en parte de “la familia”, lo que a la larga me llevó a escribir estas líneas y a pasearme detrás de las tablas con mi cámara durante un par de funciones de “Peter Pan buscando a campanita”.

Hablar de Colibrí, es hablar de Jose Manuel, existe una especie de simbiosis entre ambos, pues es pilar fundamental de la educación que allí se imparte; al igual que de los montajes propiamente dichos, pues ya son poco mas de veinte años con esta iniciativa; en estos cortos pero bastante nutridos cuatro años, lo he visto interpretar básicamente de todo, no solo en las tablas, sino fuera de ellas, pues entre otras cosas es director, actor, escritor, maquillador, productor y un largo etcétera.

Verlo trabajar dentro del teatro es una experiencia por demás interesante, durante los ensayos respira autoridad y habla disciplina, realmente sorprende ver alrededor de sesenta o setenta niños obedecer de la forma que lo hacen ante su figura.

Como todo artista nunca deja de sorprenderte, en mi caso la mayor de mis sorpresas vino la primera vez que estuve detrás del telón antes del comienzo de una función, imaginen el ambiente, luces tenues, todos los niños -sus artistas- junto al resto de sus actores tomados de la mano y entre todos comienzan a rezar, se relajan, comparten su energía, se desean el mayor de los éxitos y cuan artistas consagrados luego de toda una vida de triunfos y éxitos cumplen con la sagrada tradición del teatro y corean a voces sus deseos de “Mucha Mierda”.

Son personas como José Manuel y el resto de los integrantes de Grupo de teatro Colibrí a las que a mi criterio debemos apoyar, de allí esta breve reseña, pues poco a poco son los creadores y garantes de una nueva generación con algo mas que aportar que una simple educación estándar y con algo mas en a cabeza, que de seguro en el futuro ayudará a tener mejores ciudadanos. He visto de cerca los resultados de ser un colibrí y estoy realmente satisfecho de saber, que aunque de manera muy pasiva estoy haciendo algo para que esta iniciativa continúe

Para los interesados, los talleres de colibrí se imparten viernes y sábados en las instalaciones del Teatro Escena8 de Las Mercedes y sus funciones son los sábados y domingos a las 3:00 PM, pueden seguirlos en Twitter en @teatrocolibri y @escena8.

Comentarios, opiniones, nuevos temas de interés, puedes escribir a: ricardo.arispe@gmail.com

 Leer en la revista (Recomendado)

#FotoDeCalle

Leer en la revista (Recomendado)

crack

Capa dijo una vez, que “si tus fotografías no son buenas es por que no las has hecho lo suficientemente cerca”. No hay nada mas cierto en la fotografía de calle y documental. En la fotografía de calle la presencia de una o varias personas en el encuadre sin duda añade el encanto que deseamos en nuestras imágenes. Una calle vacía en una ciudad puede contar muchas historias por si sola, pero sin duda los protagonistas principales son los que narraran los detalles que buscamos. Existen múltiples situaciones en las que podemos fotografiar a desconocidos en la calle, pero lo primero que tenemos que hacer es sentirnos cómodos con nuestra cámara y saber manejarla. Aunque no lo crean, nuestros sujetos podrán sentir nuestra inexperiencia al sujetar la cámara así como el ladrón podrá hacer lo mismo con el policía sin experiencia o atemorizado. Enseñen su cámara, muéstrenla sin miedo y que todos sepan que tu estas ahí para hacer imágenes con ellos. Lograr el acceso es el 80% de la imagen, un 10% de disfrute y un 10% de técnica. Antes de empezar a fotografiar, debemos tener claro que si alguien no quiere ser fotografiado se debe respetar en todo momento esta premisa. Ya queda en nuestra habilidad el lograr convencerlos. Por lo general una sonrisa y un simple “hola, buenos días” abre el camino.

Muchas veces nos hemos preguntado cual seria el mejor lente para hacer fotografía de calle o documental, al principio nos escudamos detrás de un teleobjetivo lo cual es normal que suceda ya permite captar escenas de la calle desde una distancia prudencial, sin invadir a la persona a que queremos fotografiar. Sin embargo, esta no es la mejor opción si queremos interactuar con nuestros sujeto y dejar le miedo a un lado. Además, salvo que hagamos las fotos desde detrás de la persona que fotografiamos, en cuyo caso, lo mejor para empezar es hacerlo con un lente fijo, 50mm o 35mm en formato de sensor completo (full frame) , o incluso algún objetivo de focal variable como el  24-70mm, que nos permitirán mantenernos a una distancia prudente pero a la vez nos obligarán a acercarnos. Debemos tomarnos nuestro tiempo, no debemos lanzarnos sobre la primera persona que pase a nuestro lado para hacer nuestras primeras fotografías. Camina por la calle hasta encontrar algo que te guste, aprende a esperar, adelántate a la acción, imagina lo que pueda suceder y veras como obtienes la composición que buscabas.

Soy de los que tiene como filosofía de calle que es mejor pedir perdón que pedir permiso. Si logramos molestar a alguien haciendo foto debes utilizar tu mejor cara turista perdido y como punto clave, muestra tu mejor sonrisa seguida de una merecida explicación. Me funciona mucho verle a los ojos y de inmediato extender mi mano diciendo mi nombre. Si eres de los que siente temor de hacer fotografía en la calle lo entiendo perfectamente. Un par de veces me ha tocado correr previniendo ser victima de los amigos de lo ajeno. Lamentablemente en un país como el nuestro, las cámaras son objetos muy preciados para los amigos de lo ajeno. Pero como no podemos vivir encerrados debemos tomar nuestras precauciones y quitarnos el miedo poco a poco. Las ferias, manifestaciones políticas, eventos deportivos y fiestas son situaciones en las que es muy normal ver fotógrafos alrededor así que podemos aprovechar estos eventos para mezclarnos entre la gente de manera natural. Nunca falta la persona que nos pregunte de que medio eres, ya queda de parte de cada uno de nosotros entrar en detalles o simplemente decir el nombre del algún medio local. Me funciona mucho el decir que soy fotógrafo independiente que vende sus imágenes a los medios y que son ellos los que deciden que foto utilizar.

En estos primeros intentos para conseguir nuestras imágenes en la calle, lo que tenemos que buscar son situaciones manejables para nosotros y para las personas que aparecerán en nuestra fotografía. Depende mucho de la forma como abordemos la situación. La educación y la simpatía pueden ayudarnos mucho para lograr lo que queremos sin llegar a sobreactuar. Cada uno debe conocerse a sí mismo y saber en qué puede mejorar a la hora de relacionarse con los desconocidos. Las personas suelen preguntar por que le has hecho una foto. Debemos tener una respuesta lista en la cabeza para las distintas situaciones. Si tenemos un motivo, podremos explicárselo. Si no lo tenemos, podemos inventárnoslo o bien explicarle que nos gustan este tipo de fotografías, ofrecerle ver la foto y, si le ha molestado, pedirle disculpas. Nunca le ofrezcas borrar la imagen a menos que el lo exprese contundentemente. No hay legislación que nos obligue a no hacer fotografía en la calle o en lugares públicos.

Disfrutar al máximo de lo que hacemos vale mas que cualquier imagen conseguida.

Rómulo Avendaño
romulo.avendano@gmail.com
www.romulex.com

Leer en la revista (Recomendado)

#ElOjoQueMira | Los espacios fragmentados de Francesca Woodman

Leer en la Revista (Recomendado)

woodman

De Francesca Woodman se ha escrito muchísimo, aunque en ocasiones de manera tangencial. Porque Francesca, la mujer, parece absorbida y consumida por su propio mito. Una idea bastante extraña si analizamos su trabajo desde la óptica de su impulso esencial, el hecho mismo que lo motiva: una búsqueda del yo profundamente simbólica, una necesidad casi angustiosa de definir esos espacios interiores vacíos y silenciosos que habitaban en la mente de la artista. Y es que Francesca, la mujer, se debatió durante toda su vida con Francesca la artista, en un debate ciego que según se cree – ¿Y quién podría negarlo? – la llevó a la muerte.

Francesca Woodman provenía de una familia de artistas: sus padres Betty y George eran reconocidos fotógrafos antes que la muerte de su hija los convirtieran en personajes trágicos de una historia mucho más amplia que su propia obra. También lo era su hermano Charlie, de quién poco se sabe, diluido en la mitología formidable de su hermana. Y es que Francesca, el mito, el monstruo artístico de ego obsesivo y frágil coexistían también con la mujer, la secreta y la artista, prolífica y profundamente necesitada de expresar en imágenes la manera como concebía el mundo. Su vida podría resumirse en su enorme obra: sus padres conservan un archivo de casi 800 imágenes que cuentan, mucho mejor que cualquier palabra, las vicisitudes que atravesó Francesca en su búsqueda incesante de identidad. Desnudos de inquietante belleza, juegos de símbolos y una sexualidad tan profundamente asimilada como sutil hacen de sus imágenes una búsqueda de metáfora de la feminidad. Y aunque Francesca quizás no categorizaría su propio trabajo como “femenino” si lo haría como intimista. Profundamente ansiosa por demostrar su cualidad artística – aferrada quizás a esa vanidad creativa tan arraigada en sus obras – comenzó a fotografiar desde los 13 años. Empezó en el mundo fotográfico con una determinación que superaba con creces su niñez: en blanco y negro y de pequeño formato, sus autorretratos cuentan una historia borrosa de desasosiego y asombro por el medio artístico que le permitía construir sus ideas que sorprende a propios y extraños. Al principio, Francesca parecía fascinada por la naturaleza exterior: flores y ramas, pequeños escenarios perfectamente controlados que jugaban una idea sensorial sobre su propuesta artística. Porque para Francesca, en su obra, no había espacio para lo casual, para la idea que podía pender de la interpretación súbita. En el mundo de Francesca – de luces y sombras, de encuadres perfectos y exquisitas historias que la tenían como protagonista – todo parece encajar con una perfección escalofriante, evidente y precisa. Tal vez la artista, en ese génesis de mirar el mundo como una reinterpretación de su propia idea, intento figurar el concepto del yo más allá del tema fotográfico. Un concepto visual que lo abarcaba todo, que parecía crearse así mismo imagen tras imagen.

Y no obstante, muy pronto Francesca pareció trascender el mero plano de lo físico para encontrar algo más abstracto y tangencial en sus ideas. Pareció descubrir las inimaginables habitaciones vacías en su mente y una decisión de enorme importancia en el hecho intimo de su obra, trató de mostrarlo, en un lenguaje  tan profundamente arraigado en si misma que en ocasiones la imagen parece confundirse con su propio espíritu, fragmentos de ese encuentro frontal de la artista con su propia memoria. La imagen que muestra lo misterioso mutó entonces de la naturaleza reintepretada a su propio espacio inquietante: Muros y ventanas rotas, paredes resquebrajadas, enormes habitaciones silenciosas que parecen extenderse de lo real hacia un plano mucho más inquietante, hacia las siluetas que la figura de Francesca dibuja y fotografía. Porque hay algo siniestro en la búsqueda sistemática de la melancolía y la tristeza como elemento esencial en casi toda su propuesta. Hay algo decididamente frontal, en esa necesidad de hablar en símbolos erráticos de una idea que se repite y a la vez no existe. El autorretrato como entelequia propia pero también como expresión reflejo. Las geometrías interiores fragmentadas, como titulo muy acertadamente uno de sus dos únicos libros publicados.

Francesca se suicidó con apenas veintidós años. Y sin embargo, su trabajo posee la profundidad de una alma tan vieja como esa visión del mundo que indaga en el significado, en la manera de mirar el tiempo que se vive como una experiencia y más allá, el misterio del Yo como una creación artística. Tal vez, allí radique su mayor mérito. Tal vez, eso sea su mayor legado: esa decisión de encontrar en su propio espacio interior y también la condena. Un lenguaje crepuscular.

www.aglaiaberlutti.com

Leer en la Revista (Recomendado)

#InspirulinaEnImágenes | Las imágenes en mi cabeza

Leer en la revista (Recomendado)

inspirulina_imagenes_01

En estos tiempos de fotografía digital, cuando no lo pensamos dos veces para sacar el Smartphone, capturar algo y compartirlo en las redes, estoy convencido de que las mejores imágenes las guardamos en nuestra memoria. Y si bien el disco húmedo de nuestro cerebro pareciera frágil a la hora de almacenar los momentos inolvidables, sí tiene una clara ventaja frente al archivo .jpg en tu computador: te conecta emocionalmente con el momento.

De las fotos mentales que atesoro en mi memoria (la cual es como un queso gruyere, con un montón de agujeros pero cargada de sabor) hay una que me encanta. Veo un sol naranja cayendo en el horizonte, el mar está plácido y tengo mis pies enterrados en la arena. Sí, lo sé, no es una foto muy original. Pero cuando viene a mi mente ese sol benévolo recuerdo también que estaba en Malasia, de morralero en las islas Gili, y me sentía tremendamente feliz. Entonces me dije “que este sol me acompañe en los días grises”.

Y allí ha estado como parte importante de mi reserva emocional. Ese sol, y el recuerdo de esos días cuando el mundo parecía estar muy lejos de aquella orilla, ha regresado muchas veces para decirme que la vida es más que la carrera enloquecida en el trabajo, o que el estrés inútil por controlarlo todo, o que esos períodos cuando las cosas parecieran estar en neutro y sentimos que no avanzamos.

Acá hay otra foto. Estoy acostado en cubierta y mi velero se balancea bajo la noche estrellada. Es uno de esos cielos protectores de luna nueva, cuando los puntos de luz nos hablan del universo entero. Voy rumbo a República Dominicana y pienso que es una bendición estar allí, impulsado por los elementos. Entonces me digo “que esta sensación me acompañe en las tardes encerrado en la autopista”.

Y funciona. No siempre con la misma eficacia, pero ayuda. En ese momento procuro no caer en la tentación de decir “quisiera estar allí, y no acá”, sino conectarme con la emoción de aquella vez y traerla al presente sin apego, solo para recordar que así como hay tardes de tráfico infernal, también hay noches de placidez.

Con el paso del tiempo estas fotos mentales van cambiando en la plastilina de la memoria. Aquel sol naranja y ese cielo estrellado han mutado de la misma forma como voy cambiando a través del tiempo, pero aún así, no se diluye la energía emocional que irradian. Y aunque tengo un montón de fotos impresas en una gaveta (en aquellas épocas usaba película y revelaba las imágenes) por alguna razón son estas las que guardan mayor significado.
Y ahora que escribo me doy cuenta de que jamás tomé la cámara (ahora sería el Smartphone) para capturar el momento. Creo que la vida se ve mejor en directo y no a través del monitor.

Una última foto. Ayer manejaba rumbo al colegio y disfruté con mis hijas de un arcoiris vibrante sobre el mar. Comenzaba en unas nubes todavía cargadas de lluvia y el final entraba con fuerza en el agua azulísima. Nos imaginamos que allí saltaban los peces de colores que habitan los arrecifes y que algunos intentaban remontarlo como si fuera un río. Al llegar al portón las despedí con un beso y me dije “que el recuerdo de esta mañana me acompañe cuando se vayan de casa a hacer sus vidas”.

Para fortuna mía el sol, el mar, las estrellas y los arcoíris siempre estarán allí. ¿Y mi memoria? No puedo asegurarlo, pero al menos mientras pueda revisar el álbum de fotos en mi cabeza tendré la oportunidad de conectarme con esos momentos a cuerpo entero.

Eli Bravo
eli@inspirulina.com

#Latencias | Resumen Curricular

Leer en la revista (Recomendado)

latencias_09_02

La mayor de mis guerras la libro en las calles, en los suburbios. No lucho contra replicantes que claman por más tiempo de vida… ¿A qué llamo vida? Tampoco anhelo reconstruir las ciudades de nuestra decadencia. Sus edificios e instituciones se derrumban inexorables a mis espaldas como los anhelos y las utopías. Las ovejas eléctricas jamás soñaron. Yo he olvidado hacerlo.

Mi enemigo no viene de Orión. No viaja en naves espaciales. No hablo del Roy Batty de Blade runner ni del octavo pasajero de Nostromo… Menos de un Terminator T-800 modelo Cyberdyne 101. Soy mi propio contrincante. Cazador y presa, victimario y víctima en uno solo.

Nadie activó en mí el botón de autodestrucción. Vine con ese chip en el cerebro. Nací para morir. Y en ese propósito me han acompañado la religión, la ciencia y la política, que cuidan de armarme en este permanente holocausto. Me proveen de gas de sarín, de cruces, de bombas, me uniforman, me dan símbolos de guerra y me hacen miliciano de sus ejércitos.

No soy un personaje de Asimov, de Orwell o de Borges. No vengo con una puesta en escena. Mi fin es tan real como el bate con el que me defiendo, con el que ataco. Soy Carlos Soto, hijo de la desintegración y el caos, de la rabia y la desesperanza, del fascismo cotidiano, de la anti-utopía, de la violencia sublimada… Quizás, el anhelo de un humanismo imposible. ¿La creación de Oh Yiste…?

Créditos:

Texto:
Juan Antonio González

Fotografía:
Autor: Yiste Jiménez (Oh Yiste). Fotógrafo caraqueño. Comenzó su formación de manera autodidacta hasta que fue becado por la Organización Nelson Garrido (ONG). Se define a sí mismo como “un fotógrafo documentalista de mi propio mundo surrealista”. En la actualidad participa en la décima tercera edición de Festival Internacional de Fotografía de Pingyao, en la República Popular de China.
Web: www.ohyiste.weebly.com
Modelo: Carlos Soto.

Leer en la revista (Recomendado)

#LaCámaraErrante | Koudelka

Leer en la revista (Recomendado)

koudelka

En la edición pasada les presenté un fragmento del poema “Itaca” de Konstantin Kavafis. En él, y durante toda la obra, el poeta hace referencia al mítico viaje de Ulises en la Odisea, escrita por Homero de quien no se sabe mucho. Ahí se narra la vuelta de Ulises hacia su patria Itaca al finalizar la guerra de Troya. Kavafis proyectó en esta obra su visión de la vida, utilizó la leyenda del largo viaje y la asoció con la idea de conseguir los sueños. Aquí termino transcribiendo el resto del poema:

“Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
En que llegues ¡con qué placer y alegría!
A puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
Y hazte con hermosas mercancías,
Nácar y coral, ámbar y ébano
Y toda suerte de perfumes sensuales,
Cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
A aprender, a aprender de sus sabios.
Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar ahí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
Y atracar, viejo ya, en la isla,
Enriquecido de cuanto ganaste en el camino
Sin aguantar a que Itaca te enriquezca
Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino
Pero no tiene ya nada que darte.
Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Asi, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
Entenderás ya qué significan las Itacas”.

En la cultura de occidente, Itaca connota meta, llegada, logro. El poema, sin embargo, coloca el énfasis en la importancia del recorrido, un camino que debe estar abierto a todas las experiencias que constituyen la vida, los goces del mundo, la adquisición del conocimiento; el viaje que es, en si, la vida.

¿Que tiene que ver todo esto con fotografía? Pues que viajar implica de alguna manera un cambio. Una mudanza, un traslado. Viajar trae la idea de movimiento y fluidez. En un viaje hay intercambio de ideas, de visiones y pensamientos. Si abres tu mente a estas posibilidades serás un viajero; no un turista más y tu fotografía mostrará eso. Y podrás pintar una escena; describirla sin necesidad de palabras. Hacer una verdadera crónica de un viaje que inclusive pudo haber sido solamente interno.

Eso me trae a Josef Koudelka quien para mí es un paradigma del fotógrafo viajero. Comenzó a captar imágenes a los catorce años. Estudió ingeniería y se graduó en 1961 a la par que montó su primera exposición. Años después, dejó la ingeniería para dedicarse de lleno a la fotografía. En una entrevista para LOOK3 (Charlottesville Festival of the Photograph), Josef explicó que la libertad era una cosa esencial en su vida. Haciendo imágenes de producciones teatrales –sus primeros encargos- insistió en que le permitieran caminar entre los actores durante tres funciones. Evaluaba los resultados cada noche y procuraba mejorarlos en la siguiente sesión. Estaba tratando de hacer algo artístico a la vez que documental.

Mientras, viaja a Rumania y a Checoslovaquia y surge su primer proyecto “Gitanos”.

Según Anil Ramchand para Corbis, Koudelka recuerda como si fuera ayer cómo el pueblo entero caminó hacia él mientras se acercaba. Construir una relación con ellos era muy importante de manera que no comenzó a fotografiar enseguida. En lugar de eso, Josef compartió con ellos su amor por la música folclórica reproduciendo canciones en una vieja grabadora que llevaba. Eso ganó su confianza y mostró la profundidad de su personalidad.

En agosto de 1968, regresó a Praga y unos días después, los rusos invadieron. A pesar de no ser un individuo valiente, según dijo, su primera reacción fue tomar la cámara y capturar imágenes más para él mismo que para publicarlas.

Sus negativos fueron “extraídos” de Praga y entregados a Magnum bajo el nombre de P.P. para proteger su identidad. Josef Koudelka ganó la “Medalla Dorada Robert Capa” por este trabajo y aún bajo anonimato, dejó el país temiendo por su vida.

A partir de entonces, Koudelka se transformó en los gitanos que fotografió. Viajaba y aun lo hace, con cierta compulsión, con un saco de dormir, nunca permaneciendo más de tres meses en un mismo sitio, fotografiando para sí, nunca tomando un trabajo a tiempo completo. “Necesito viajar. Si permanezco demasiado en un solo sitio, encegueceré”

Vinieron más libros y más premios. Josef dejó de usar la 25 mm y cambió a panorámica. Aprendió a componer y su sentido minimalístico continuó. Comenzó a hacer paisajes y dejó a la gente de lado porque también disfruta de estar solo. Camina solo, sintiendo el lugar tanto como percibió el teatro y va a sitios porque sabe que hay una foto esperándole.

Aunque muchas de las fotografías de Koudelka celebran la vida, muchas otras son oscuras y tristes; pesadas y melancólicas. Cuando una periodista le preguntó si sus imágenes mostraban su visión del mundo contestó: “la madre de mi hijo, una señora italiana, me dijo una vez `Josef, vas por la vida y tomas toda esa energía positiva, y toda la tristeza, las tiras tras de ti y las dejas caer en el morral que llevas sobre tu espalda. Entonces, cuando fotografías, todo eso sale’
A lo mejor podría haber algo de verdad en eso”

Entonces: Ya preparaste tu viaje, investigaste el tipo de tomas que vas a hacer, es temprano, has sacrificado tu desayuno, tus compañeros de grupo están todavía durmiendo. Tienes tu ruta, has chequeado concienzudamente tu equipo, tienes suficiente memoria, la cámara tiene batería y llevas una de repuesto. A la calle.

Mientras paseas, recuerda a Josef Koudelka a quien no le interesaba hablar sobre sus fotos sino que dejaba que ellas hablaran por él. Observa todo con detenimiento, los colores, las texturas que te rodean. Conviértete en una esponja y absorbe todo lo que puedas. Como si tu mente fuera un pequeño libro de anotaciones en el cual no falta nada de lo que estás sintiendo. Luego enciendes tu cámara y empiezas a disparar. Sin prisa, sin pausa. Sin revisar tus tomas. No edites todavía. Camina un poco más. Detente un rato y sigue observando. Siéntate al lado de esa persona que te llamó la atención y comienza a conversar con ella. Ojo, es más fácil decirlo que hacerlo. Lo sé. He estado ahí; pero hay que intentarlo y si lo haces con genuino interés, lograrás que las tomas subsiguientes fluyan y tu visión única de lo que te rodea saldrá a flote junto con tu personalidad. Tus fotos sobresaldrán. Serán relevantes. Sobre todo para ti.

Dime ¿qué piensas sobre lo arriba expuesto? ¿Es letra escrita con sangre? ¿Crees que hay otras teorías? ¿Otros métodos, quizás? ¿Cuál es tu rutina? ¿Cómo te acercarías a tu próximo viaje? ¿Cómo lo has hecho hasta ahora? ¿Cuál es la imagen de tu última escapada que más te enorgullece? ¿Cómo la lograste?
¡Escribe! Me interesa tu opinión.

Hasta la próxima.

Contacto:
Mariflor.cruz@gmail.com

Leer en la revista (Recomendado)

¡Quiero que mis imágenes salgan en los motores de búsqueda!

¿Cómo usar internet para promocionarte como artista? – PARTE 2

Primero que nada, muchas gracias a todos los que compartieron mi anterior artículo ¿Cómo usar internet para promocionarte como artista? Es un bonito y pequeño detalle que muestra su apoyo… ¡Gracias!

Ahora si, empecemos… Este escrito, como ya lo habrán notado, es la continuación de mi artículo anterior. Esta vez pretendo ser un poco más especifico y técnico. Mes a mes iré abarcando diferentes especiales, el de hoy:

Optimización en motores de búsqueda (SEO) para IMÁGENES

Si, es un especial para fotógrafos, ilustradores, diseñadores, pintores, etc. Y todos aquellos que buscan ser reconocidos por las imágenes que crean.

Lo primero que debemos comprender, es que Google y los demás motores de búsqueda importantes, no pueden ver las imágenes, así que usan otros métodos para interpretarlas. Y son estos los que usaremos para conseguir nuestro propósito.

Segundo, no trataremos de manipular a los motores de búsqueda, por el contrario trabajaremos con sus reglas, en especial para las imágenes. De esta manera será más fácil y duradero nuestro esfuerzo.

Inevitablemente citaré o usaré partes de mi artículo anterior…

Reglas de oro para SEO de imágenes

Si no te veo te escucho.
Bueno, una de las técnicas más importantes para los motores de búsqueda para interpretar la imagen es leer lo que la rodea, es decir, como no la pueden ver interpreta el significado de la imagen según los textos que se encuentren a su alrededor.

Es por eso que es importantísimo que uses recursos como: el pie de foto, un título, una descripción de la imagen, etc.

Si puedes acompañar tus imágenes con artículos de cómo las lograste, que representan, donde la tomaste, anécdotas, etc., ¡Mucho mejor! Este texto ayudará a los motores de búsqueda a entender de que habla la imagen.

Aprendamos de los indios:

Hijo indio: “Papá, como poner nombre a tus hijos”Papá indio: “Ser muy fácil hijo, yo ver al horizonte y mirar la naturaleza. Cuando tu hermano nacer yo ver águila en el cielo, por eso el llamarse Águila Volando. ¿Entendiste Perro Cagando?”

¿Alguna vez has notado lo difícil que es recordar el nombre de alguien cuando es muy raro? Trata de imaginar a alguien diciéndote: “Mucho gusto, mi nombre es 334FT567 y además soy un experto en JJ77890#-123”. Creo que al igual que yo ustedes saben tan poco de esta persona como el motor de búsqueda sabría de una imagen que lleva el mismo nombre. Ahora que tal si lo nombramos nuestra imagen como: “Flordeloto.jpg”, incluso mejor si se llama Flor_de_loto.jpg. Tal como lo hacían los antiguos procuremos que todo nombre tenga un significado.

¿Qué eres?

No es una pregunta de un sabio que vive en la cima de una montaña, es lo más importante para tu imagen… La que publicamos en internet, He aquí donde entran los metadatos…

Hay dos tipos de metadatos, los que sirven y los que no…

Supongo que si trabajas con imágenes sabrás que al tomar una foto con una cámara digital o con un Smartphone, esta guarda datos como: Modelo de la cámara con que fue tomada, Datos de GPS, fecha, etc. Estos son los datos que puedes ver en “Ver propiedades de imagen”. Bueno estos metadatos son los que no sirven, pues ningún motor de búsqueda los puede leer, ya que están codificados dentro de la misma imagen y solo hacen que tu imagen pese más de la cuenta.Los metadatos que si sirven, son precisamente los que no están en la imagen, sino en el mismo HTML. Si usas un administrador de contenido como WordPress, Blogger, Drupal, Joomla o un servicio como Flickr, DevianArt, etc., no te preocupes, salta al próximo punto y te contaré como ellos harán el trabajo sucio por ti. Pero si quieres entrar un poco más te explicaré que son y como funcionan estos Metatags en el HTML:

Esto es una imagen para un motor de búsqueda…

<img src=”Nature/fotoflores/Flor_de_loto.jpg” alt=”Flor de loto en lago” title=”Flor de loto escena romantica” height=”420″ width=”420″>

Como ven, no es más que un motón de letras, pero estas tienen su significado.SRC: Identifica donde está la imagen y como se llama. Es por eso que las carpetas donde se guardan las imágenes tienen cierta relevancia para que Google y sus amigos sepan más o menos de que se trata esta imagen. Y como lo dije anteriormente, el nombre de la imagen es de gran relevancia para entender que contiene.

Alt: ¿Recuerdan cuando los navegadores mostraban el nombre de una imagen solo con ponerle el cursor del ratón encima? Bueno, este tag es ese letrerito, aunque hoy casi ningún navegador muestra este mensaje, los motores de búsqueda si lo usan para interpretar que es esto.

Title: Tal como se obvia es el título de la imagen y los motores de búsqueda también lo usan para saber que es la imagen.

Height y Width: Alto y ancho de la imagen, ¿Cómo para que? ¿Alguna vez han buscado una imagen en Google? ¿Han notado que se puede buscar según tamaño? Bueno, es para eso…

¡Que no cunda el pánico!

Si no entendiste nada de lo que está arriba o simplemente no sabes como aplicarlo, pues no te preocupes. Si usas un servicio en internet para guardar o mostrar imágenes como Flickr, DevianArt, Picassa, etc., o un administrador de contenido o servicios de Blog como WordPress, Blogger, Tumblr, Drupal, Joomla, etc., ya tienes el camino pavimentado. Cada uno de estos servicios agrega metadatos de forma diferente, por eso preguntan cosas como: Tags, Título, Nombre, Descripción, Pie de Foto, etc. Varia dependiendo el servicio que uses. Sin embargo, la clave está en llenar estos campos con el nombre descriptivo de la imagen.

“Flor de loto en atardecer” u “Ocaso en oriente”
¿Qué nombre poner? Supongo que en algún momento querrás poner un nombre a tu obra más poético que descriptivo, pues ponle el nombre que te parezca más apropiado, de todas maneras recuerda que quién aprecia la obra no es la máquina, sino las personas. Y si aún necesitas que te encuentre la máquina de búsqueda aún te quedan varias técnicas que ya te leíste.

Antiguos consejos…

Léete mi artículo anterior… ¿Cómo usar internet para promocionarte como artista?

Lo más importante son las palabras claves. Cuando se trata de SEO, lo más importante son los significados, es decir la semántica. La selección de palabras que acompañan a tu imagen y que le dan significado o evidencian y remarcan lo que significan o contienen. Estas palabras con las llamadas palabras clave.

Un ejercicio fácil para entender que palabra clave es más apropiada es usar lo que la imagen contiene, lo que dice el sentido común de cómo se buscaría esta imagen. Por ejemplo, si tenemos una foto de una pareja mirando el ocaso, las palabras claves podrían ser: Ocaso, pareja, amor, novios, etc.

Fama llama fama

Si, entre más páginas mencionen tus imágenes, las usen o apunten hacia ellas tendrán mayor relevancia para el motor de búsqueda, pues dirá que eres relevante. Así que la idea de dar imágenes gratis cobra mayor relevancia.

Para finalizar…

No te dejes engañar, todo lo que está aquí es realmente fácil de hacer, analiza como incluirlo en tu rutina cuando montas las imágenes en internet y verás que no te tomará tanto tiempo y si te dará buenos resultados.

Nota del autor: Cuéntame que te parece interesante que escriba para la próxima vez, solo envíame un mensaje.

César Paternina
http://disenografi.co
co.linkedin.com/in/cesarpaternina/ cesar.paternina@gmail.com
+573013536776

#UnCuartoParaL@sTres | Habitación 6

 

Leer en la revista (Recomendado)

unCuartoParaLasTres_09
…Solo soy un aficionado…

Sabes que nunca he sabido de dónde vengo ni a dónde voy. Por eso, si quisieras culparme de algo, te lo repito: nena, solo soy un aficionado.

No recuerdo en qué día ni en qué mes estoy; tampoco en cuántos cuartos de hotel he estado. Últimamente me ha dado por coleccionar cosas: una toalla de mano, un frasco de champú, el menú de un restaurante. Mi último pecado será secuestrarme un par de almohadas…uy, es que no me resisto a las almohadas.

Dirás que soy un loco, un nómada, un solitario. Quizás siento que así voy construyendo mi hogar, con él voy y vengo y así no tengo que llegar a ningún lugar. Nadie me espera, no tengo a quien esperar.

He perdido el reloj que me regalaste, aunque creo que lo hice a propósito para no volver a sentir la presión del “dónde estás” o el “por qué no has llegado”; siempre me ha dado caspa escuchar esas dos frases juntas. A pesar de que lo perdí (y lo que perdí), continúo apareciendo muy temprano, o llegando muy tarde a todo, inclusive a la vida de los demás. Siempre pienso que eso ha sido una maldición que me lanzaste la última vez que te vi.

…¿Dónde estás?…

Durante el tiempo que se fue con el reloj, me convertí en el imprescindible en mi profesión, el que trabaja noches, fines de semana, navidad y fin de año. Nunca digo que no porque me gusta lo que hago; sin embargo, esto para mí, sigue siendo una afición. Cada día es una nueva aventura que merece ser disfrutada a través de cada disparo, cada imagen, cada recuerdo.

En este rincón de la nada, la habitación 6 es como la vida: no es lo que busco, pero es lo que tengo. Me distraigo con las tomas del día, sin bañarme ni comer; pulso obsesivamente el “next” y sonrío malévolamente pensando en lo mal que me ha ido por no seguir las reglas, pero en lo bien que me he sentido por romperlas. Soy un aficionado a las emociones y a las expresiones, y sobre todo, a las equivocaciones.

Aunque sigo pulsando el “next” en mi vida, siempre he pensado que ocurriría al hacer “back”; posiblemente rompa las reglas, llegue algo temprano o demasiado tarde. No sé si comprarme otra vez un reloj, si valdrá la pena saber en qué día y en qué mes estoy.

Creo que sí me llevaré las almohadas esta vez. Mientras busco que comer en el restaurante, y el sonido estridente de un altavoz vomita boleros, descubro lo bueno que es comer mariscos con ketchup, algo que tu jamás me hubieses permitido hacer.

Quizás, tarde o temprano, valga la pena comprar el reloj y quedarme a esperar. Pero mientras tanto, cada día seguirá siendo una nueva aventura en la que solo voy a disparar, una y otra vez.

Me vuelvo a reír y te repito. Nena, es que soy un aficionado.

Contacto:
yosselynn@gmail.com
@yosselynn

Fotografía:
Ricardo Arispe, de la serie #WalkingParís
Ricardo.arispe@gmail.com
@rarispe

Leer en la revista (Recomendado)

#TuEnergia | La deformación de la imagen

Leer en la revista (Recomendado)

PHOTO_10032013_130850

La fotografía siempre ha sido una herramienta que se ha utilizado para influir opiniones sociales, sobre todo para influir en el consumo de productos y servicios. Sobre esta base la mujer se ha convertido en un objeto mas, para ser vendido y exhibido; o peor aun, se utilizan portadas de revistas de moda para vendernos el arquetipo de la chica en la cual nos debemos convertir.

Al final tenemos una sociedad constituida por mujeres que creen que pueden conseguir el éxito y la felicidad siguiendo estereotipos borrosos e irreales, que nos invitan en sus primeras paginas a seguir la ultima dieta de moda, pero al final de la publicación ofrecen recetas de postres repletos de azúcar, grasas y harinas refinadas, nuestro subconsciente queda confundido y nuestra autoestima resentida porque nos hacen sentir que si no tenemos tal marca de labial o usamos tal perfume no seremos aceptadas, mucho menos amadas.

Así, las niñas de ahora dejan de ser niñas, para convertirse en mini modelos de la publicidad que se les muestra a través de una fotografía, sugestionadas de esta manera para sentirse liberadas; pero que en realidad las convierte en una esclavas, recluidas en unos cuerpos, que no reconocen y que terminarán odiando, sin importar cuanto traten de cumplir con los estándares de la moda.

En este punto me gustaría aclarar que no se trata de feminismo, entiendo que el feminismo fue necesario en una época para tomar la fuerza necesaria y revelarse de una sociedad que pretendía que la mujer caminara dos pasos detrás del hombre. Creo que actualmente no necesitamos de eso; hoy podemos caminar juntos sin necesidad de rencillas, sin embargo, como sociedad tenemos una nueva tarea que realizar, y es la de lograr ganar la batalla contra esa imagen distorsionada que trata de manipular a la mujer a través de su imagen.

Creo que es hermoso y tremendamente edificador cuando motivadas por el respeto y el amor propio nos embarcamos en conseguir nuestra salud física, emocional y psicológica. Cuando como mujeres entendemos no necesitamos cumplir con los modelos que pretenden señalar como debemos ser, logramos acceder una conexión intima y profunda primero con nostras mismas y luego con los que nos rodean. Esto permitirá sentar las bases del amor propio sólido y verdadero que integrara de manera amorosa aquellas cosas que no nos gustan tanto y sobre la cual debemos trabajar.

Supongo que como padres, maestros y comunicadores, solo nos queda desenmascarar de manera contundente aquellas imágenes que ofrecen mensajes confusos e irreales, que están destinadas distorsionar la verdadera belleza que hay en cada uno de nosotros.

Contacto:
tiradog@gmail.com
@reikienelparque

Leer en la revista (Recomendado)

Cómo optimizar las estrategias de contenido con el Visual Marketing

Leer en la Revista (Recomendado)

En el artículo anterior hablamos sobre Visual Marketing en Instagram, éste generó conversaciones interesantes en mi cuenta de Twitter: @Co_cinero, donde muchas personas preguntaron sobre qué es el Visual Marketing, sus beneficios, cómo usarlo en estrategias de Social Media y de Marketing de contenidos. Esto me llevó a querer ampliar el tema y de esto hablaremos a lo largo de la siguiente nota. Espero que la disfruten y si tienen preguntas o quieren agregar mayor información pueden hacerlo en los comentarios al final del artículo.
El impacto cada vez mayor de elementos visuales en el desarrollo de contenidos ha dado luz a un nuevo tipo de marketing – Marketing Visual o Visual Marketing. Estos elementos incluyen fotos, videos, infografías, historietas (comics), los memes, SlideShares, entre otros. Una de las razones que ayudan al crecimiento de esta tendencia es, en muchos casos, es que los datos y las ideas complejas son más fáciles de expresar a través de imágenes atractivas. En el futuro, cualquier campaña de marketing eficaz tendrá que hacer uso de una combinación estratégica de contenido de marketing visual.

¿Qué es el marketing visual?
Es la estrategia de utilizar apoyo visual para comunicar historias particulares de una marca. Al utilizar elementos de diseño, gráficos e imágenes en las estrategias de mercadeo se puede reflejar mayor autoridad sobre el tema, lo que generaría mayor conexión con la audiencia.

“De todos los inventos para la comunicación de masas, las imágenes siguen hablando el idioma más universalmente entendido.” Walt Disney

Beneficios del marketing visual:
Las personas son bombardeadas con tanta información online, que el marketing visual puede ayudar a reducir el desorden. Los seres humanos están naturalmente inclinados a responder a la narración visual.

Según David Langton y Anita Campbell, autores de Visual Marketing: 99 Ways for Small Businesses to Market with Images and Design, “Infografías bien elaboradas permiten a las empresas comunicar poderosas historias de marca a través de gráficos atractivos.

Las mejores infografías poseen un elemento claro de entretenimiento que hacen que éstas sean fácilmente compartidas por la audiencia, lo que no sucede cuando se presenta la misma información en formato de texto”. Lo mismo puede decirse de otras formas de contenido visual.

Además de aumentar las probabilidades para que la gente comparta su contenido, el marketing visual ofrece los siguientes beneficios:

Atrae a las personas ocupadas que no se toman el tiempo de leer un texto largo. Los seres humanos estamos programados para responder a los símbolos. En la mayoría de los casos el marketing visual atraerá la atención de las personas que no responden al mercado tradicional basado en texto.

Ayudar a las personas a digerir grandes cantidades de datos. El marketing visual es ” agradable a la vista”. Los elementos visuales ayudan en la mayoría de los casos a comunicar ideas complejas en una forma efectiva y fácil de entender

Search Engine Optimization (SEO)
Uno de los beneficios del marketing visual que muchas personas pasan por alto es el componente de SEO. Usando descripciones, títulos y etiquetas alt (alt tags) el marketing visual nos brinda una excelente oportunidad de ser encontrados a través de los motores de búsqueda de forma orgánica.

Genera lealtad
El Marketing visual puede aumentar el nivel de lealtad de las audiencias en Redes Sociales de manera significativa. El contenido que genera mayor interacción y clicks en Twitter son imágenes. De la misma manera, el contenido que genera mayor interacción en Facebook son las fotos. Las fotos en Facebook superan el 100% del contenido compartido por medio de videos y triplica el contenido compartido por medio de imágenes. De la misma manera, supera en mayor escala los enlaces compartidos. Los blogs más populares también hacen un buen uso de las imágenes que cautivan audiencias y generan respuesta inmediata. Si quieres sacar el máximo provecho de las redes sociales debes enfocar tus campañas en Marketing visual.

Más tráfico
Las páginas web donde se utilizan infografías aumentan su tráfico, en promedio, 12% más que las que no lo hacen. Es importante saber que Pinterest genera más tráfico a las páginas web que Google+, YouTube y LinkedIn juntos.

Aumentar el tiempo que los visitantes pasan en página web
La duración del tiempo estimado por visita en una página web aumenta en un 100% cuando ésta contiene videos. Mientras más oportunidad tengas de interactuar con tus potenciales clientes, mayor oportunidad tendrás para construir una relación fuerte. ¿Sabías que los visitantes de una página web son 85% más propensos a comprar un producto después de ver un video del mismo?

4 pilares del Visual Marketing:

– Al igual que el contenido basado en texto, todo el contenido visual debe servir para algo. Use historias convincentes que sean de valor para su audiencia.
– Asegúrese de elegir el mejor medio para distribuir contenido visual.
– Buenos diseños, el buen uso de los colores, y el branding pueden ayudar a generar emociones.
– Generar mayor exposición del contenido visual mediante el uso de diferentes canales y redes sociales.

El propósito y la función de cada formato:
Recordemos la vieja frase “Una imagen vale más que mil palabras”. Eso puede ser cierto, pero ¿cómo saber cuándo hay que utilizar texto y cuándo utilizar el contenido visual?

Infografía – Para contar cuentos con ilustraciones, datos y texto.
Comics – Para transmitir una idea en un formato fácilmente compartible y potencialmente viral.
Memes – Por lo general, se trata de imágenes con 1 o 2 líneas de texto. Un buen meme genera una viralidad impresionante.
Visual Note – Expresar de forma visual frases o pensamientos a través de una imagen es una forma efectiva para generar interacción y fidelidad.
Fotos – Flickr e Instagram deben su crecimiento a la popularidad de compartir fotos en línea.
Videos – Pueden proporcionar información útil a los clientes, establecer liderazgo, o transmitir visualmente la información que las palabras por sí solas no pueden.

mundo20_09

Contacto:
cesargc@gmail.com
@co_cinero

Leer en la Revista (Recomendado)